Deporte

Subwing, la evolución de los deportes acuáticos

on

Muchos son los que esperan durante todo el año a que llegue el buen tiempo para poder divertirse practicando su deporte náutico favorito. La diversidad de deportes acuáticos ha ido aumentando poco a poco en los últimos años hasta llegar a haber un gran abanico de deportes muy diversos que poder practicar si disponemos de una embarcación o alquilamos un barco.

En los últimos años la práctica del Subwing ha ido cogiendo cada vez más peso en las costas de todo el mundo. Este deporte al que muchos describen como volar debajo del agua es una forma diferente de disfrutar de la inmensidad del océano y de todo lo que este esconde.

El creador de este novedoso deporte fue el noruego Simon Sivertsen. Durante unas vacaciones navegando en barco por el Mediterráneo se le ocurrió mezclar el esquí acuático con el buceo de apnea, este prototipo es lo que posteriormente se convertiría en Subwing.

Aunque poco conocido se trata de un deporte muy sencillo que todo el mundo puede practicar. Consiste en agarrarse a una plataforma que intenta simular dos aletas que se conectan mediante un pivote y dejarse arrastrar por un barco a motor. Lo único que deberemos hacer es mantener la respiración lo máximo posible y disfrutar del increíble paisaje que encontraremos al deslizarnos por el suelo del océano.

Maniobrar y desplazarse es realmente sencillo, posicionando las aletas en diferentes ángulos podremos realizar una gran variedad de movimientos, asi como hacer inmersiones y moverse hacia arriba y abajo.

Se trata de un deporte que todo el mundo puede hacer y que no necesita una preparación física previa ya que somos nosotros mismos los que marcamos el ritmo, los movimientos y las inmersiones.

Los creadores del Subwing recomiendan que la longitud de la cuerda sea de aproximadamente de 15 metros. Cabe tener en cuenta que cuanto más larga sea la cuerda más profunda será la inmersión. Así como que la velocidad del barco sea de entre 2 y 4 nudos, aunque no sea velocidades muy altas debido a la densidad del agua esta parece mucho más cuando nos encontramos debajo de ella.

Si nunca hemos practicado Subwing la primera vez que lo hagamos no lo podremos olvidar en muchísimo tiempo. Se trata de un deporte sencillo, que no defrauda a nadie, ni pequeños ni mayores. Para poder disfrutar del Subwing únicamente necesitaremos un barco, unas alas de fibra de vidrio o carbono, una máscara de buceo y si queremos unas aletas de snorkel.

Si eres un amante del mar y el deporte no puedes pasar más tiempo sin conocer lo que es practicar Subwing. Decide la costa que quieres descubrir y lánzate a practicar este deporte con tu familia o amigos, sin duda no os defraudará.

Recommended for you

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *